Después de 2 semanas intensivas buscando piso, de aquí para allá. Casi todos los días metidos en el metro, que si la L1 ahora la L5, venga, ahora media vuelta y a por la nueva L7, etc. Ayer, martes, encontré POR FIN un pequeño piso donde poder pasar, como poco, 1 año de mi vida. Y como las alegrías no viene solas, también me he decantado por una de las 4 ofertas de trabajo que tenía, así que… tendremos que celebrarlo!!!!