¡Menuda chapuza han hecho los de RENFE con su sistema “online” de venta de billetes! Es indignante que tal empresa ofrezca esa basura de servicio al consumidor.

Si lo que quieres es comprar un billete, perfecto, no hay problema, tu pones de dónde a dónde y la fecha y automáticamente te indica con todo lujo de detalle los trenes disponibles y si hay o no plazas en cada una de sus categorías. Entonces, ¿cuál es le problema? Pues el problema es, que después de introducir todos los datos personales y de la tarjeta, va y te dice que ha ocurrido un error y que no hay plazas, ¡pero como no van a haber plazas si en la pantalla anterior ponía claramente PLAZAS: SI. Después del 4º intento, desisto enfurruñadamente!

¿Quién habrá sido el incompetente de IT que habrá gestionado dicho proyecto?!!!

¡Menudo timo!