Sólo os puedo decir que escuchéis su dulce y potente voz.

Y para los que no os podáis aguntar: Ayo – Down on my knees