El ciclo vital de una persona se cuenta en 5 rondas de 72 grados, que calculado casualmente da un total de 360 grados, lo que define una circunferencia perfecta. No es de extrañar que eso simbolice el ciclo anual de vida de cada uno de nosotros y al mismo tiempo al ciclo determinado por los astros. Lo que vulgarmente definimos como una vuelta completa ^^. Así mismo, en el calendario zoodiacal disponemos de 12 sígnos de los cuales cada uno de ellos dispone de 30º (grados de 0-29), que si calculamos: 12*30=360º, nos vuelve a salir la circunferencia perfecta.

Yo ahora mismo, estoy en el puesto 71, mañana será el 72 y el sábado empezaré de nuevo un ciclo vital.

Otro día os cuento un poquito más sobre el tema.