Todos conocemos que de alguna manera u otra la Luna afecta directa o indirectamente a las mujeres, mareas, lobos, etc. Pero lo que pocos saben es que la luna es tan importante para crear y destruir como lo puede sera una ley o una simple palabra.

Si lo que quieres es ser productivo y que lo que empiezas sea creciente, rico y próspero has de saber que esa acción la has de tomar en los días en que la luna es creciente o en su defecto Nueva. Así, lo que conseguirás es que lo que empiezas sea próspero.
Si por lo contrario, lo que deseas es que algo mengüe o se acorte o no sea tan próspero, entoces tu luna es la luna menguante o decreciente (de llena a nueva).

Ha sido rápido ppero intenso, eh?! 😉