Coge un vuelo, da igual donde vayas, simplemente escoge un destino, por ejemplo el más barato. Preparate una mochila de fin de semana y vuela hacia tu nuevo mundo. Conoce gente y lugares. Hazlo sin pensar, disfruta de la grandeza del ser humano (aunque a veces no seamos tan grandes y seamos destructores).

La vida está al alcance de nuestra mano, por ejemplo en un simple abrazo!

Un abrazo!